El líder y batería de Metallica Lars Ulrich ha colgado el cartel de ‘Se Vende’ en su mansión de San Francisco por 12 millones de dólares (unos 10,6 millones de euros al tipo de cambio actual).

La propiedad, situada en el número 11 de Place Moulin, Tiburon (California), posee 1.200 m2 construidos, 25 salas, seis habitaciones, nueve baños (completos y medios), cinco chimeneas, una biblioteca, un estudio de grabación, una sala de cine, una pista subterránea de baloncesto y squash, piscina, sauna e incluso un acuario sobre una bañera.

La casa de Ulrich está construida sobre un terreno de más de 1.850 m2 e incluye tres parcelas que suman entre ellas casi 10.000 m2.

 

Fotos: Open Homes

Fuente: Idealista.com